El urólogo es el especialista sanitario que se encarga de tratar aquellas patologías relacionados con el aparato urinario y el aparato reproductor masculino. Como ocurre que con muchas otras especialidades médicas los pacientes no acuden a consultar con el especialista hasta que se tiene alguna molestia o detectan algún síntoma que les pueda indicar un grave problema.

La Urología previene, estudia, diagnostica y trata tanto problemas clínicos como quirúrgicos. Hombres y mujeres, niños y mayores, acuden al urólogo por muchas razones. Te mostraré algunos ejemplos:

  • El cólico renal, y otras dolencias relacionadas con piedras en el riñón
  • La infección urinaria
  • Alteraciones del aspecto de la orina como la hematuria (sangre en la orina)
  • La incontinencia urinaria
  • La enuresis (orinarse en la cama por la noche) en la infancia
  • Problemas de dificultad al orinar, incluida la retención aguda de orina, que están relacionados con problemas prostáticos y de vejiga
  • Enfermedades oncológicas de los tumores de riñón, vejiga, próstata, testículo y pene
  • Malformaciones del aparato urinario y genital masculino
  • Traumatismos genitales y del aparato urinario
  • Problemas del suelo pélvico como el prolapso o el dolor crónico pélvico
  • El trasplante renal
  • Enfermedades genitales masculinas
  • Problemas sexuales masculinos, fundamentalmente problemas de erección y eyaculación
  • Enfermedades de trasmisión sexual
  • La infertilidad masculina