Seguramente pensabas que los urólogos se ocupaban exclusivamente de temas que afectan a los hombres, por la semejanza entre la ginecología y la mujer, y es absolutamente falso. Muy lejos de lo que podrías pensar, es una especialidad que se ocupa de temas que afectan a todos, a hombres y a mujeres, y en todas las edades de la vida, desde la infancia hasta la ancianidad.

Hombres y mujeres, niños y mayores, acuden al urólogo por muchas razones. Acude a uno en caso de:

  • El cólico renal, y otras dolencias relacionadas con piedras en el riñón.
  • La infección urinaria.
  • Alteraciones del aspecto de la orina como la hematuria (sangre en la orina).
  • La incontinencia urinaria.
  • La enuresis (orinarse en la cama por la noche) en la infancia.
  • Problemas de dificultad al orinar, incluida la retención aguda de orina, que están relacionados con problemas prostáticos y de vejiga.
  • Enfermedades oncológicas de los tumores de riñón, vejiga, próstata, testículo y pene.
  • Malformaciones del aparato urinario y genital masculino.
  • Traumatismos genitales y del aparato urinario.
  • Problemas del suelo pélvico como el prolapso o el dolor crónico pélvico.
  • El trasplante renal.
  • Enfermedades genitales masculinas.
  • Problemas sexuales masculinos, fundamentalmente problemas de erección y eyaculación.
  • Enfermedades de trasmisión sexual.
  • La infertilidad masculina