Hasta hace unos años el término estética era asociado directamente a mujeres, pero está claro que esta tendencia está cambiando. Cada vez son más los hombres que se animan a pasar por clínicas y quirófanos para mejorar su físico.

Estos son algunos de los mitos sobre la cirugía estética masculina:

La cirugía estética es para mujeres. Quizá es el más extendido, aunque los datos de operaciones estéticas lo desmientan. La cirugía estética no es solo para mujeres. En la actualidad vemos que los hombres cada vez se cuidan más.

Las cicatrices son para siempre. Afortunadamente, las técnicas de sutura son cada vez mejores y las intervenciones, también. En los nuevos liftings, por ejemplo, los puntos son prácticamente invisibles a las 72 horas. La cirugía estética ha tenido que avanzar necesariamente porque los pacientes ya no disponen de mucho tiempo para la recuperación.

Requiere retoques continuos. Aunque nos sometamos a una intervención estética para rejuvenecer el rostro, el tiempo sigue pasando por él.

Debe evitarse en verano. Cirugía, bronceado, agua y sal se llevan mal, no por el verano en sí mismo, sino por lo que hacemos en vacaciones. No debes operarte en verano si lo que quieres es estar en la playa y tomarte una tapita, pero no por el hecho de ser verano.